home Cerámica. Triana alfarera La fachada del edificio Pedro Roldán

La fachada del edificio Pedro Roldán

Este edificio que proyectara en 1925 el Arquitecto Sevillano José Espiau Muñoz, a petición de don Pedro Roldan, es de estilo Gótico Italiano con connotaciones del regionalismo Sevillano en su exterior estética, la cual se ve claramente embellecida con la azulejería inconfundible de la fábrica trianera de Manuel García Montalván.

El conocido como Edificio Pedro Roldán se encuentra situado en la Plaza de Jesús de la Pasión de Sevilla, en pleno centro del Casco Histórico de la ciudad; una obra realizada según el proyecto de 1925 de José Espiau Muñoz, uno de los grandes arquitectos sevillanos de principios del siglo XX.

Se trata de un edificio de uso comercial de cuatro plantas de altura más un mirador en la esquina, diseñado para la firma de tejidos Pedro Roldán. En él se mezclan la tecnología del hierro de su estructura con la estética del gótico italiano y los tintes del regionalismo sevillano en el exterior.

Perteneciente al denominado Estilo Regionalista, ésta es una de las obras más llamativas de su autor, que aprovecha la ubicación del edificio para hacer alarde de su enorme capacidad creativa. Su posición en esquina se hace resaltar con la ubicación en ella de una importante cúpula apuntada revestida de azulejos azules, azulejos que se distribuyen además por otras distintas partes de las fachadas, dando lugar a una vistosa combinación cromática, junto con el empleo del ladrillo rojo.

Detalle de los ventanales.

Elementos también destacados son sus amplios ventanales, partidos por columnas de fuste helicoidal, que soportan arcos conopiales de trazado mixtilíneo. La composición de estos ventanales recuerdan a la creación de las loggias renacentistas italianas, galerías que se abren al exterior mediante una delicada arcada en fachada.

La ligereza de sus balaustradas y la esbeltez de sus altos pináculos piramidales sobre esferas, ayudan a reforzar la verticalidad de la imagen de este singular edificio; esbeltez que queda enfatizada por las columnas cilíndricas de ladrillo con capiteles jónicos que se alzan en la esquina, en su planta principal, arrancando desde parejas de ménsulas, al igual que las pilastras del resto de las fachadas.


Fuentes: Desde mi barrio; Sevillapedia

Deja un comentario