A propósito de Manolito de Triana

MANOLITO TRIANA Grabado: Antonio Badía Foto: desdemitorredecobalto
MANOLITO TRIANA  por Antonio Badía      Foto: desdemitorredecobalto

Ha fallecido Manolito de Triana buen fandanguero e intérprete destacado de la soleá de Triana

Nació en 1943 en el Hotel Triana donde vivió hasta los quince años. Lo entrevistamos en 2002… «Mi madre cantaba un poquito y se me pegó». Así justificaba su pasión por el cante. Pese a las consecuencia de una grave enfermedad infantil vivió sin complejos. Por su gracia y despapajo se hizo popular en toda Sevilla, pero fue el cante -buen fandanguillero e intérpretes destacado de la soleá de Triana-, dueño de una voz impropia de su pequeña estatura, lo que le distinguió. Disfrutó de un idilio amoroso: «Era de mi talla y estuvimos a punto…». Pero Manolito, rico en orgullo, vivió siempre solo y lejos de su Triana a la que volvía con frecuencia. Fue imprescindible en los programas flamencos de la Velá, y en 1993 grabó un disco a medias con Alfonso de Miguel. Nunca se subió en un avión y lo más lejos que alcanzó fue Barcelona. «Jesús Quintero quiso llevarme a su programa, pero yo no voy de payaso a ningún sitio». Un día lo vimos imitando a Luis Armstrong simulando la trompeta con las manos, el pañuelo al hombro y luciendo un inglés cantaor en una estampa insólita. Sin duda, Manolito nació artista. Descanse en paz el pequeño gran hombre.

A Manolito de Triana…

Que Triana es amistá,
pero en las penas del cante
prefiere la soleá.

Me va la Cava gitana
por raza y profundiá,
pero siempre tengo ganas
de cantá por soleá
alfareras de Triana.

El Hotel Triana…

El patio donde Manolito creció hasta donde Dios quiso fue cobijo de arte. En su origen sirvió de almacén de sanitarios con solo una planta. En 1929 se alzó el edificio como lo vemos hoy para ser hotel-garage dispuesto a acoger a visitantes de la Exposición Iberoamericana, pero no llegó ninguno porque aquel certamen no dio lo que se esperaba. Así que se convirtió en casa de vecinos. Y en esta casa vivió , aparte de Manolito de Triana, el gran maestro de la soleá alfarera, Manolo Oliver, y Gracia de Triana en años de su niñez; y Pepe Vela (de Albahaca), miembro de una familia de buenos cantaores aficionados; aquí moraron los toreros Angelillo de Triana y José Soto «Sotito» además del campeón ciclista Zeppelín, que también tenía su arte por fandangos… Y no sé si caigo en olvidos. En este patio se rodó -parece mentira- la película «Macarena» y en su terrizo cantó Juanita Reina y lució su gracia Miguel Ligero. Así que tiene explicación la feliz infancia de Manolito de Triana y la magnitud de su expresión artística.

Ángel Vela Nieto

Sé el primero en comentar

Dejar una contestacion