Aprobada la restauración de la Divina Pastora de Triana

Divina Pastora de Triana

El Cabildo de Hermanos ha aprobado la restauración de la Divina Pastora de las Almas del barrio de Triana, por Manuel Ballesteros y Alejandro Cascajares.

El Cabildo de Hermanos ha aprobado este domingo 10 de junio la restauración de la Divina Pastora de las Almas del barrio de Triana, por parte de los restauradores Manuel Ballesteros y Alejandro Cascajares.

La Imagen, que se retirará del culto el próximo 27 de julio tras una Misa de despedida, será intervenida principalmente para la recuperación de la policromía perdida con el paso de las décadas, puesto que será la primera intervención desde que la Virgen su pusiera al culto en 1865. La imagen volverá al culto el 1 de septiembre, recibiéndose con una Misa de Acción de Gracias.

La restauración se llevará a cabo en todo momento en el interior de la Parroquia de Santa Ana, concretamente en el despacho del archivo parroquial, el cual se prepará con todo el equipamiento requerido por los restauradores.

Al mismo tiempo, el Cabildo también ha aprobado la creación de un comisión artística para el seguimiento de la restauración y que estará compuesta por el delegado de patrimonio artístico del Arzobispado, el Rvdo. N.H.D. Antonio Rodríguez Babío, Antonio Gamero y Agustín Martín de Soto, ambos responsables del plan de conservación preventiva de la Archidiócesis.

Ballesteros y Cascajares son licenciados en Bellas Artes, contando con la especialidad en conservación y restauración. En su haber cuentan con diferentes intervenciones de obras de autores como Juan de Mesa, la Roldana o Cristóbal Ramos. Destacan las restauraciones realizadas al Señor de la Salud y Buen Viaje de la hermandad de San Esteban, los Titulares de la hermandad de Santiago de Aznalcázar, al Señor Cautivo y Rescatado de la Parroquia de San Ildefonso o la imagen de San José de Santa María la Blanca.

Además de la restauración, a la Divina Pastora se le realizará un pecherín de cuero para proteger muñecas, pecho y cabeza de la utilización de los alfileres.




Fuente: Hdad. de la Divina Pastora de Triana