Ariza y un muchacho de quince años al que llamarían “El Penitente”

Ariza,

Triana, 1927.

Llamativo suceso en el mes de la Velá de Santa Ana: “El Mijita” es tiroteado por la policía. En su huida se lanzó al río y salió por Triana. El popular maleante debía de haberse inscrito en cualquiera de las competiciones acuáticas; se hubiera llevado más de un premio. Y el puente, como casi todos los años durante los días de fiesta, fue pasivo protagonista de otro suceso sonado: Periañez, conocido picaor de toros, se tiró desde él al muelle falleciendo poco después. Francisco Ruiz Reina era su nombre completo, había sido cargador del muelle y pasaba por mal momento. 

Noticia de mejor color: El capataz cofradiero, Rafael Ariza “El Viejo”, acepta en su cuadrilla de costaleros a un fornido muchacho de quince años al que llamarían “El Penitente”.

 

Ángel Vela Nieto