Bulo peligroso por internet.

Bulo peligroso por internetHace unos días recibí una fotografía por Internet en el que se exponía una idea para evitar los desahucios, que tanto mal están haciendo en nuestro país.

Dicha idea consistía, en líneas generales en alquilar un piso a algún familiar, que no apareciese en la hipoteca, por un precio simbólico de 1 ó 5 euros al mes durante 100 años y que se inscribiera el mismo en el Registro de la Propiedad, y añadía que así, el banco se quedaría la propiedad de la casa pero no podría echar al inquilino. Además, repetía por dos veces el término ‘’es totalmente legal’’.

Tan curioso como peligroso, puesto que no es ni, refiriéndome a la terminología usada, ‘’ni parcialmente legal’’ y podría terminar con los contratantes en la cárcel.

Les explico:

En primer lugar no especifica si el alquiler se debiera hacer antes o después de los requerimientos previos.  Quiero pensar que da por hecho que la persona realizaría el contrato de alquiler antes de la misma (o incluso añadiría, antes de dejar de pagar), ya que llevarlo a cabo una vez conocido el requerimiento sería demasiado llamativo para el juez. Haciéndolo antes, podría invitar a pensar que el motivo no es seguir habitando en la vivienda.

En segundo lugar, expone que el contrato se podría hacer con un familiar que no apareciese en la hipoteca. Si bien, es acertado que no aparezca en la hipoteca, también resultaría bastante llamativo el alquiler en favor de un familiar en las circunstancias en las que nos encontraríamos. No quiero llevar a pensar que no se puede hacer un contrato de arrendamiento (alquiler) con un familiar, ya que es totalmente lícito, lo que pretendo es avisar de ello si estamos ante tal situación.

En tercer lugar, podríamos considerar la guinda del despropósito de la desinformación a los ciudadano, lo que cita como ‘’precio simbólico’’ así como el exceso de años dentro del contrato. Si se tratase de intentar eludir el desahucio, no habría peor opción que evidenciarlo de tal manera. Póngase por un momento en la piel de un juez que tiene ante sí un  litigio con todas estas circunstancias. Una persona que va a ser desahuciada, argumenta que arrendó su vivienda al hermano y dentro de las cláusulas del contrato observa que la duración es por cien años y que la prestación mensual consta de 1, 5 o incluso una cantidad mayor pero irrisoria, ¿ creería en la legalidad de tal contrato?

Y es que la posibilidad de comunicar y el anonimato que otorga Internet da lugar a las famosas ‘’cadenas de mensajes’’ que pueden llevar a arruinar la vida de una persona y más en una situación tan complicada como aquella  que se siente  amenazada por un desahucio.

Hay que tener cuidado, ya que puede ocurrir con esto dos resultados:

1)      En el mejor de los casos, el juez, puede rescindir el contrato  de arrendamiento y posiblemente una posterior indemnización,  en virtud del Código Civil, puesto que ‘’los contratantes pueden establecer los pactos, cláusulas y condiciones que tengan por conveniente, siempre que no sean contrarios a las leyes, a la moral, ni al orden público’’ ( artículo 1255 CC), y ‘’Los contratos se perfeccionan por el mero consentimiento, y desde entonces obligan, no sólo al cumplimiento de lo expresamente pactado, sino también a todas las consecuencias que, según su naturaleza, sean conformes a la buena fe, al uso y a la ley’’ ( artículo 1258 CC). Y lógicamente atendiendo al capítulo V  sobre la rescisión de los contratos, donde en el 1291.3º CC cita que  son rescindibles ‘’ Los celebrados en fraude de acreedores, cuando éstos no puedan de otro modo cobrar lo que se les deba’’, situándose el banco como persona acreedora cuando no recibe el pago de la hipoteca.

2)      Sin embargo, puede que se valore la posibilidad de condenar por alzamiento de bienes tipificado en el artículo 257 del Código Penal, con una pena de prisión de uno a cuatro años y  multa de doce a veinticuatro meses, por lo que ya habría que andarse con cuidado puesto que existe la posibilidad de encarcelamiento. El alzamiento de bienes es, a rasgos generales, cualquier acción que impida al acreedor hallar patrimonio para cubrir su deuda.

Por ende, aviso de la peligrosidad de estos mensajes que se lanzan por Internet, sin firma y que pueden llevar a una situación mucho peor que la que se intenta defender, que ya de por si es complicada y angustiosa.

Juan Manuel Maldonado León

Sé el primero en comentar

Dejar una contestacion