Divina Pastora, devoción típicamente sevillana

Divina Pastora de Triana

¿Sabías que la advocación de Divina Pastora es una devoción típicamente sevillana?

Entre las innumerables advocaciones con que la mariana ciudad de Sevilla venera a la Inmaculada Madre de Dios, siempre Virgen María, destaca por su origen sevillano el Título de Divina Pastora de las Almas. La devoción tiene su origen en el siglo XVIII en el convento de los capuchino de las Santas Justa y Rufina de Sevilla, (en la ronda de capuchinos)

Fue un capuchino, Fray Isidoro de Sevilla, quien en vísperas del 24 de Junio de 1703 a la vera de las murallas de la ciudad, en el Claustro bajo de su convento, contempló a la Madre de Dios y Nuestra “bajo la sombra de un árbol…, sedente en una piedra, … cubierto el busto hasta las rodillas de blanco pellico ceñido a la cintura, … manto azul aterciopelado, … sombrero pastoril, y junto a la diestra, el báculo de su poderío. En la mano izquierda, rosas, (sostendrá al niño) y la mano derecha sobre un cordero que acoge hacia su regazo. Algunas ovejas la rodeaban y todas, en sus boquillas llevaban rosas, simbólicas del Ave María. En la lontananza una oveja extraviada era perseguida por el lobo, pero pronunciado el Ave María, aparecía San Miguel con la flecha que hunde en la testuz del lobo maldito“.

El fraile encargó un cuadro a Alonso Miguel de Tovar y se puso a predicar y propagar la doctrina y la devoción al pastorado de María.

La acogida del pueblo sevillano no se hizo esperar y pronto surgió una Hermandad que adoptaba como Titular esta advocación de la Virgen, la Primitiva Hermandad del Rebaño de María.

La devoción a la Divina Pastora se difundió con fuerza y se afianzó hasta hoy.




En Triana, la devoción a la Divina Pastora recibe culto en la Parroquia de Santa Ana. Comenzó en el siglo XIX, cuando era párroco Miguel Mijares, que había sido fraile capuchino hasta la exclaustración. El párroco sucesor, Antonio López Pérez, fundó la hermandad con los devotos en 1880. El nombre completo es Real, Ilustre y Fervorosa Hermandad de la Divina Pastora de las Almas, Patrona del Deporte Nacional, y Santa Ángela de la Cruz.

Esta devoción netamente sevillana ha traspasado los límites de la ciudad, del país y del continente. La cristiandad rinde culto a la Divina Pastora a lo largo y ancho del mundo.

Retablo Divina Pastora de las Almas, Triana