Divorcio de mutuo acuerdo

divorcioHoy les voy a explicar un modelo de divorcio, el cual  resulta más interesante en lo referente al bolsillo, ya que nos ahorramos gran cantidad de dinero. Les hablo del divorcio de mutuo acuerdo, frente al que se sitúa el denominado divorcio contencioso.

En primer lugar, con independencia del divorcio que tramitemos, hay un requisito indispensable para poder pedir la ruptura matrimonial (siendo indiferente si lo piden ambos cónyuges o solo uno de ello), y es que el artículo 81 del Código Civil expone que han de pasar tres meses desde la celebración del matrimonio. Si lo solicitan las dos partes del vínculo, de manera conjunta, estaremos ante un divorcio de mutuo acuerdo, cuya demanda debe ir acompañado de un convenio regulador, documento donde se  regulan las consecuencias jurídicas del matrimonio, como pueden ser, las obligaciones paterno-filiales (en caso de haber hijos menores), la liquidación del patrimonio (si no estamos ante una separación de bienes, en cuyo caso no habría problemas), la cuantía de la pensión compensatoria de un cónyuge a otro si así se acuerda por ambos, entre otros.

Una vez presentado y admitidos en el Juzgado, se llevará a cabo una citación en el Tribunal, donde tendrá lugar dos fases:

1)      La firma otorgando poder de representación al Procurador de manera ‘’apud acta’’, lo cual no tiene coste ninguno. Igualmente, la representación se puede realizar con anterioridad ante un Notario con un coste que suele oscilar entre 30 y 40 euros.

2)      La contestación a las preguntas del negociado o del Secretario Judicial, en su caso, acerca del convenio y las medidas adoptadas. Posteriormente y verificado que todo está correcto, se procede a las firmas de los documentos, dándose por terminado el proceso, a falta de la Sentencia.

Es un procedimiento muy sencillo, y que no tiene tanto coste como el divorcio contencioso, el cual tiene lugar, lógicamente, cuando las partes no están de acuerdo en las diferentes medidas, algo que suele ocurrir cuando hay hijos menores por medio.

En este proceso, además de los honorarios del Procurador y el Abogado, no se necesitan más dinero, sin embargo en el divorcio contencioso, hay que realizar mayor desembolso, sobre todo por las famosas tasas judiciales.

Juan Manuel Maldonado León

1 Comentario

Dejar una contestacion