El año del brote de viruela

Triana, 1922

Triana, 1922.

El año empezó con un Rey Mago trianero, el industrial de la cerámica Manuel García Montalván. Precisamente este año muere el inspirador de la cabalgata del Ateneo, el sensible escritor José María Izquierdo. También fallece un competidor de García Montalván, Ramos Rejano, la fábrica queda en manos de su viuda.

En junio la ciudad estrena nuevo ayuntamiento con dos concejales trianeros, Isidoro Roldán y Manuel Rodríguez Alonso. Y entre las primeras decisiones está la vacunación antivariólica, casa por casa de vecinos de Triana donde se había originado un foco epidémico. La gente no se fía y tienen los médicos que vacunarse en público para ejemplo.

Al fin, se conjura el peligro.

 

Ángel Vela Nieto.