El azulejo homenaje a “el Mudo” de Santa Ana.

mudo de Santa Ana, Triana

 

En la calle Cisne, donde estaba el desaparecido Corral de Candela, encontramos esta placa homenaje a “el Mudo”

Francisco Rodríguez  Moreno, “el Mudo de Triana” es un personaje conocido en el barrio trianero. Gitano e hijo de gitanos, nació en 1933. Tiempos difíciles a los que se enfrentó pues a su padre lo fusilan en la Guerra Civil en las murallas de la Macarena.
Tras estos duros años él se acogió a la parroquia de Santa Ana y el cura Don José María Arroyo lo recogió, desde entonces su vida a estado dedicada a la parroquia donde realizaba las funciones de cancerbero, abría y cerraba las puertas.
Hombre profundamente religioso, perdió el oído debido a una grave enfermedad y a raíz de esto no puede hablar.  Su vida entregada a los demás ha sido recientemente reconocida en este azulejo que podemos ver, sin embargo antes hubo otros, entre ellos un busto con su imagen en la propia iglesia (obra del imaginero Enrique Lobo) y una Medalla Pro Ecclesia et Pontifice como agradecimiento a su entrega generosa a la Iglesia otorgada por el Papa Benedicto XVI.
El Mudo no habla pero se entera de todo lo que ocurre en Triana.


Fuente: Sevilla Daily Photo

Sé el primero en comentar

Dejar una contestacion