El Distrito Triana homenajea al orfebre y capataz Juan Borrero con un azulejo cerámico en la calle Pureza

El Distrito Triana ha colocado un azulejo cerámico en la calle Pureza en homenaje al orfebre trianero Juan Borrero, en un emotivo acto presidido en la tarde de ayer por la delegada del mismo, Carmen Castreño, y con la asistencia de familiares y amigos. Se ha querido así reconocer la dilatada experiencia artesana de Borrero y, además, su vinculación y contribución al barrio y a sus hermandades.

Juan Borrero ha dedicado su vida a la orfebrería. Comenzó estudiando el oficio en el colegio Reina Victoria y con sólo 13 años “empezó a trabajar ganando una peseta”, rememoró Carmen Castreño. Fue 1973 cuando abrió, junto a Francisco Fernández y en plena calle Pureza, el taller Orfebrería de Triana. A día de hoy, aún está a cargo del mismo, con quien comparte pasión.

Pasos procesionales, altares y coronas y potencias para imágenes religiosas y toda una variedad de elementos cofrades tales como varales, respiraderos, maniguetas, guiones, ciriales, llamadores, faroles o custodias conforman “una amplísima obra salida de sus manos y de su taller”. Entre ellas, los sagrarios de la Basílica del Gran Poder de Sevilla y de la Hermandad de la Esperanza de Triana, las carretas del Simpecado de las hermandades del Rocío de La Macarena, de Triana y del Salvador y también las tres coronas de oro que sirvieron para las coronaciones canónicas de tres de las más importantes Dolorosas de este barrio: la Esperanza de Triana, La Estrella y la Virgen de La O.

“Pero no sólo por su trabajo es querido y admirado en Triana. Hace más de 30 años fundó la cuadrilla de Hermanos Costaleros de la Esperanza de Triana. Sus amigos y sus costaleros sólo tienen palabras de agradecimiento hacia él por la ternura, apoyo y cariño que les sigue demostrando durante los ensayos y las salidas procesionales”, concluyó la delegada.

“Con este homenaje, el Distrito Triana recoge, sin duda, el sentir del barrio entero y del propio Ayuntamiento de Sevilla, especialmente en la persona del alcalde, Juan Espadas. Queremos darte las gracias por tu alegría, por seguir paseando entre las calles de este barrio recibiendo con una sonrisa a todos los que contigo se cruzan; por tu humildad y, curiosamente, por seguir sorprendiéndote cuando te paran en la calle para felicitarte por tu trabajo. Y por supuesto, por tu majestuoso trabajo”, dijo la delegada. “Y con esta placa, queremos que para siempre se queden en el barrio de Triana no sólo tu obra, sino tu nombre en sus calles”.




Sé el primero en comentar

Dejar una contestacion