El programa “Sevilla, Ciudad de Opera” fomentará las visitas a Triana.

cigarreras_picaras_litografia“Sevilla, Ciudad de Opera”: una oportunidad de visitar una de las ciudades más interesantes del mundo y su arrabal de Triana desde una perspectiva novedosa.

Sevilla es un gran teatro. Triana con el Castillo de San Jorge y Parroquia Santa Ana, el Río Guadalquivir,  el Arenal y la Torre del Oro, la Catedral, la Giralda, el Real Alcázar de Sevilla, el Barrio de Santa Cruz y la Plaza de San Francisco. Centro estratégico de la España de la Reconquista, Capital Mundial del Nuevo Comercio y Relaciones con el Nuevo Mundo, Sevilla al Mar, Origen y Destino de la I Vuelta al Mundo. Exotismo, Folklore, Personajes míticos de fuerte carácter romántico.

Gran escenario de grandes personajes que cautivaran e inspiraran a los grandes autores del Siglo de Oro en sus creaciones más distinguidas.

“Sevilla, Ciudad de Opera” no es más que una forma de interpretar este gran escenario, esta gran ciudad, tomando como perspectiva la Ópera.

Partiendo de la inspiración de 150 óperas en Sevilla se desarrollan dos grandes rutas que permitirán al viajero, plano en mano, recorrer aquellos escenarios, como son ‘Sevilla, escenario de Ópera’ y ‘La ruta de los tres mitos’.

La primera de ellas, dividida en dos itinerarios, está diseñada para ofrecer al visitante un recorrido por todos aquellos espacios físicos de la ciudad que han sido citados en las óperas más representativas inspiradas en Sevilla: ‘Carmen’, ‘El Barbero de Sevilla’, ‘Don Juan de Mañara’, ‘La fuerza del destino’, ‘Fidelio’, ‘María de Padilla’ y ‘La Favorita’. El primero recorre enclaves como la Antigua Fábrica de Tabacos con su Vieja Cárcel, la Casa de Fígaro, el Hospital de la Caridad, la Real Maestranza o el actual Mercado de Triana y el segundo nos acerca a otros lugares diseminados por el centro histórico de la ciudad presentes en estas obras, como el Alcázar, la Judería, el Callejón del Agua o el Palacio de los Mañara.

Por su parte, ‘La ruta de los tres mitos’ atiende a tres nombres propios de la lírica, Carmen, Don Juan y Fígaro. Cada uno de ellos tiene un itinerario que recorre paisajes, escenas y recreaciones que ponen al visitante en contacto con el patrimonio inmaterial de la ciudad.

Dentro del Plan Turístico de Sevilla se encuentra ya finalizadas las actuaciones con el Costurero de la Reina, como centro temático de las Sevillas de las exposiciones universales; con el Castillo de San Jorge, que introduce en la Sevilla de la Inquisición y sirve además como “hito contra la intolerancia”; los pantalanes, para impulsar el río, o el Muelle de Nueva York, recuperando espacios junto al Guadalquivir para la ciudadanía.

Sé el primero en comentar

Dejar una contestacion