El Sevilla deberá buscar un milagro en Múnich

Entrenador del Sevilla, Vincenzo_Montella

By Roberto Vicario (Roberto Vicario) [CC BY-SA 3.0], via Wikimedia Commons

Alcanzar por vez primera las semifinales de la Champions League empieza a ser un sueño para el Sevilla. El conjunto de Vincenzo Montella deberá apelar a la épica para eliminar al Bayern de Múnich tras el 1-2 con el que finalizó el encuentro de ida de los cuartos de final de la Champions League. Los sevillistas deberán remontar un marcador adverso ni más ni menos que en el Allianz Arena, en donde el conjunto de Baviera lleva 20 encuentros seguidos sin conocer la derrota en el global de las competiciones. El reto es mayúsculo, por lo que en las apuestas online los alemanes junto con el Real Madrid parecen favoritos tanto en esta eliminatoria como en la competición.

El Sevilla pagó muy caro sus errores individuales porque dos fallos en el despeje, uno de Jesús Navas y otro de Sergio Escudero, le costaron dos goles. El técnico italiano optó por un cambio en la portería para dar más seguridad al bloque bajo palos. La entrada de David Soria no cambió la suerte del colectivo y el Sevilla pecó, una vez más, de falta de intensidad atrás. Sus 46 tantos en contra en 30 jornadas de LaLiga dan a entender que su defensa no es tan contundente como antaño y ante un equipo como el Bayern tantas facilidades te pueden dejar al borde de la eliminación, como es el caso.

A apurar las opciones de acabar entre los cuatro primeros

Sin embargo, si hay equipo que hace posible los milagros en las competiciones europeas, ese es el andaluz. Para el recuerdo queda el tanto de Andrés Palop en la temporada 2006/2007 de la Europa League o la remontada ante el Real Betis en la 2013/2014. Sin duda, el reto se presume mayor en este caso ante el calibre del rival, pero hay fe dentro del vestuario. Montella y Pablo Sarabia tomaron la palabra ante los medios y avisaron de que irán a Alemania a pelear por dejar fuera a uno de los grandes favoritos. Ya dieron la sorpresa en octavos al conquistar Old Trafford por 1-2 tras el 0-0 de la ida.

La del Allianz no es la única final que tiene el Sevilla por delante en su calendario. El precio de las plazas europeas se ha puesto muy caro. Fuera de la zona de la Champions League, los hispalenses se han quedado casi sin opciones con dos derrotas (Valencia y Leganés) y un empate (Barcelona) en las últimas tres jornadas. De hecho, el Sevilla es ahora mismo séptimo y cuenta con una desventaja de 16 puntos con respecto al cuarto clasificado, por lo que debería ganar todo lo que tiene por delante y esperar uno o varios fallos del Valencia para dar un vuelco a la general en el sprint final. La otra vía sería hacer historia y ganar la Champions. El Sevilla, en el peor de los casos, tiene garantizado acudir a la próxima Europa League en su condición de finalista de la Copa del Rey. Se jugará el trofeo ante el Barcelona en el Wanda Metropolitano el próximo 21 de abril.

 

 

Sé el primero en comentar

Dejar una contestacion