José Rodríguez Castillejo, el trianero con alma de libro.

LUCES Y SOMBRAS DE TRIANA
José Rodríguez Castillejo, editor de libros sevillanos.

En este enero hace veinte años que falleció un ejemplar editor sevillano. Nació en Triana y se llamó José Rodríguez Castillejo. Vivió para el libro y por el libro murió. Desde su humilde origen -comenzó como vendedor de mercadillo- consiguió hacer realidad su sueño: montar una editorial y dedicar su trabajo al libro sevillano. Puso varias colecciones en el mercado y mantuvo una tertulia semanal donde acudía buena parte de lo más granado de la crónica local.

José Rodríguez Castillejo, editor de libros sevillanos.
De la editorial Castillejo.

Él se empeñó en que asistiéramos a aquellas reuniones de maestros (hablo de finales de los ochenta y principios de los noventa). Allí estaban Manolo Barrios, Nicolás Salas, Julio Martínez Velasco, José María de Mena, José María Requena, José Santos Torres, Enrique de la Vega Viguera, Manuel Lauriño y Aurelio Verde. Y todos firmamos los textos de un libro de Arte, a todo lujo y en gran formato, dedicado a las fuentes de Sevilla pintadas a la acuarela por otro contertulio, José María Andrés Franco. Era el año de la Expo y la obra fue presentada en el Alcázar. A Pepe Castillejo se le dedicó una calle en la ciudad que tanto amó. Y ahora, recordándolo, tengo aquella joya en mis manos.

En el reparto de los textos del libro «Las fuentes de Sevilla» me tocaron «Santa Isabel», «Los Terceros» y «Las Dueñas». Sólo se publicaron los de las dos primeras por mor del año. Y es que poco antes del inicio de la Expo, el duque consorte, el señor Aguirre, había sido relevado de su cargo como comisario del Pabellón de Sevilla y la Casa de Alba andaba de uñas con todo lo que se relacionara con la ciudad. Así que no dieron permiso para que su fuente estuviera en el libro. Entonces se me ocurrió hacer copias de mi texto, ilustrado con una imagen de la fuente que faltó en la obra, que repartí entre todos los que sabía que disponían de tan precioso libro de arte. Creo que fue la gran obra de Pepe Castillejo, su guinda como editor.

Gloria al trianero con alma de libro.

Ángel Vela Nieto

DESDE EL BALCON DE LA GIRALDA
De la editorial Castillejo

Sé el primero en comentar

Dejar una contestacion