Tras su peregrinación, el Rocío se prepara para celebrar la Candelaria

Hermandad del Rocío de Triana,

Como ya comentamos en un artículo anterior, la Hermandad del Rocío de Triana siguiendo sus Reglas y contando con el calendario anual de la Hermandad Matriz de Almonte, celebró la primera de las 3 peregrinaciones que efectúa anualmente a la aldea del Rocío. Esta primera peregrinación extraordinaria del año al El Rocío se ha saldado con una gran afluencia de personas y la aldea almonteña volvió a vestirse de fiesta y devoción. Las otras peregrinaciones serán en Pentecostés y el día 1 de noviembre en la festividad de Todos los Santos.

 

La Candelaria o Fiesta de la Luz en el Rocío de Triana.

Pero hay otro acto importante de la Hermandad y en el hoy queríamos centrarnos. Nos referimos a la llamada Candelaria o Fiesta de la Luz que tendrá lugar el próximo día 4 de febrero en la Capilla del Rocío de Triana. Se trata de un acto importante ya que participaran las nuevas generaciones de Rocieros.

La celebración de la Candelaria, comenzara con la Santa Misa. Y a las 12:00, se procederá a la presentación de los niños nacidos en el año ante El Simpecado. Éste es un acto muy emotivo. Emocionante tanto para padres como para abuelos. Es la presentación de lo que va a ser para algunos el siguiente relevo generacional de Rocieros en las familias.

Hermandad del Rocío de Triana

¿Porqué celebran la familias rocieras la fiesta de la Candelaria?

La fiesta de la Candelaria (Procesión de las Candelas) celebra la presentación del Niño Jesús en el Templo. Luz para iluminar a los gentiles y gloria de tu pueblo de Israel ( LC 2,32 ). La procesión con velas nos recuerda que la Virgen da luz a Jesucristo, Luz del Mundo, quien se manifiesta a su pueblo por medio de Simeón y Ana.

A mediados del siglo V esta fiesta se conocía como La Candelaria o Fiesta de las Luces.

Hasta el siglo VI se celebraba a los cuarenta días de la Epifania, el 15 de Febrero. Ahora se celebra el 2 de Febrero por ser a los 40 días de la Navidad. De origen Oriental, esta fiesta no se introdujo en la liturgia de Occidente hasta el siglo VII . Al final de este siglo ya estaba extendida por toda Roma y en casi todo Occidente. En un principio, al igual que en Oriente , se celebraba la Presentación de Jesús más que la Purificación de María. Como era costumbre, María, su madre se sometió a la vez al rito de la Ley de Moisés de la purificación (CF. Lev. 12,6-8). El Concilio Vaticano II restauró esta fiesta a su origen primariamente Cristológico, celebrándose como la Presentación de Jesús en el Templo*.

A imitación de la Sagrada Familia, las familias rocieras presentan a sus hijos ante el Simpecado en el templo y lo ofrecen a Dios a través de su Madre Santísima.

Hermandad del Rocío de Triana

*Presentación: Cuarenta días después del nacimiento de Jesús, María y José llevaron al  niño al Templo, a fin de presentarlo al Señor, según la Ley de Moisés (CF. EX 13,11-13).


Fotos: Jesús Daza

Sé el primero en comentar

Dejar una contestacion