La modernidad llega a Triana

Triana, 1923, Se inaugura Altozano Bar,

Triana, 1923.

El gobernador, general Perales; el alcalde, Vázquez Armero y la comisión gestora de edificios de viviendas,visitan el antiguo cementerio de San José. El prohombre trianero, Manuel Carriedo, está entre las autoridades. Dentro de poco se inaugurará allí una barriada de casas baratas. Mientras, Alfonso XIII viene a inaugurar el aeródromo de Tablada.

En el Altozano, y junto a la farmacia de los Murillo, abre sus puertas el “Altozano Bar”, espléndido local donde se podrá saborear un rico “café exprés”, las sabrosas “piñas ecuatorial” y los refrescos “Jumate” y “Kiola”. Don Pedro Santos es el empresario que trae la “modernidad” a Triana.


 

 

Ángel Vela Nieto