Las personas detrás del pregón y el cartel de la Velá de Santa Ana de 2019

Pregonero, cartelista, Velá, 2019, Triana
Foto: Jesús Daza.

Dos hombres son los escogidos este año para ser cartelistas y pregonero de la Velá de Santa Ana 2019, que dará comienzo este 21 de julio. El pregonero es Carlos Valera, periodista y locutor que se siente emocionado por tener este papel, que se alcanza si los 17 miembros de una corporación civil eligen por derecho propio a su pregonero, sin intervención de ningún municipio. Momento emocionante cuando le anunciaron que había sido nombrado pregonero. Se sintió repleto de felicidad, con su corazón acelerado por la emoción. El otro hombre, es el elegido para hacer el cartel de Triana, un pintor autodidacta enamorado de sus calles, su nombre es Laudino Pino, y cuenta como a la hora de hacer el cartel ha puesto su alma en el lienzo, por ello, se ha valido de dos pinceles…el del corazón y la razón.

Valera vive en la calle Feria, pero se siente de Triana, así lo detalla cuando describe al barrio donde no duerme, pero vive, ya que lo visita todos los días, sintiendo un pálpito que le da el corazón cuando entra por sus calles: ”Sevilla, Sevilla, el puente es la llave, y la otra parte de Triana. Un reloj que corre en Sevilla y se detiene en Triana, pero no comprendes la verdadera esencia de Triana, sino conoces a gente que vive el día a día en Triana”. Asimismo, el pregonero habla del barrio en la Revista Triana, con cariño y poesía, como quien habla de un amor, una madre o una buena amiga. Cuenta como tiene la forma de una cruz que de inicia
desde el puente y sigue por San Jacinto, donde tiene su hendidura por la calle de Pages del Corro y reanuda su camino hasta San Martín de Porres, allí los niños juegan en los cacharritos.

Un pregón trianero por un macareno, algo hermoso una conexión entre un macareno y las calles que dan vida a Triana. De esta forma, se le brinda la oportunidad que haga el pregón a alguien que no ha nacido allí. El barrio se tiene que abrir a personas que no han nacido allí, pero que aman el barrio. Valera ve como un regalo asumir este papel y como un compromiso. Pregón, que es un misterio, ya que no ha querido contar mucho, para conservar ese arte de
misterio. Un manifiesto que describe como algo que tiene que crecer…”los artesanos que están gritando desde la calle Covadonga, es la calle Pages del Corro. Todo eso es Triana, que no es un pregón de fantasía, sino de necesidades y peticiones”. Sin perder por ello, el objetivo de ser una proclama agradable, medida, y sin ser excesiva, ya que como cuenta, durará unos 45 minutos.

Por otra parte, el cartelista lleva más de 40 años viviendo en Sevilla, empezó en la calle Pages del Corro, un pintor autodidacta que ha ido aprendiendo de la maestra llamada experiencia. Su nombre es Laudelino Pino. Él define que para Triana ha usado dos pinceles, el del corazón y el de la razón. Él primero porque aquí conoció a su amor Irene, y el segundo porque se nutre de la raíces de Triana, pero a la vez mira al futuro, así dice: ”Triana que es femenina en Santana, alfarería, en corrales o corralas, es Justa y Rufina”. Por eso, quiso presentar una figura humana que representará la grandeza de sus gentes. Esos dos pinceles quería que confluyeron en el pincel del sentimiento, porque para él Triana son emociones, juventud, promesa y amigos. Como él dice es el barrio más característico de Sevilla…”lleno de blanco de cal de luz, pellizco de ángeles y duendes que aparecen en la calle Castilla en unos azulejos fantásticos y que llega a envolver a estos grandes cantaores y guitarristas”. Para él Triana es un cruces de camino, cruce de razas, de personas, de cultura y quería representarlo de esa forma en el cártel, por eso aparece a través del azulejo. Una mujer fresca potente, de futuro y de esperanza. Las raíces son el pasado,pero ella mira al futuro. Ramas que miran a la luz, al sol y al nuevo día de mañana.

Se siente como un hombre al que el barrio le abrió los brazos, al igual que al pregonero, por lo que la define como un lugar donde parece que hay un duende extraño que te eleva a crear otras cosas. Los dos esperan que a muchos trianeros les guste lo que han querido expresar con el corazón…el de las letras y el arte.

 

 

Escrito por Azucena Monge Pérez

puedes  leer algunos de sus artículos en Pájaro fotográfico