María Auxiliadora, la Sentaíta, cumple 75 años en Triana

Besapie extraordinario Sentaita, María Auxiliadora

El próximo día 22 de febrero, la Asociación de María Auxiliadora celebrará el 75º aniversario de la llegada de la imagen a Triana con un besapies extraordinario.

 

Un 31 de enero de 1944, la Sentaíta se presentaba ante un colegio salesiano engalanado. El 14 de febrero del mismo año, tras estar expuesta 12 días en el comercio casa Badillo de la céntrica calle Tetuán, se quedó para siempre. Es por esto que tras 75 años protegiendo bajo su bendito manto al barrio de Triana, el próximo viernes 22 de febrero se celebrará un besapies extraordinario en la parroquia de San Juan Bosco. Así podremos agradecerle a Dios el regalo que un día hizo a esta familia salesiana.

 

El programa de actos para el día 22 consta de:

 

  • 12:00 a 22:00: la imagen queda expuesta en devoto besapies.
  • 19:30: rezo del Santo Rosario
  • 20:00: Eucaristía de acción de gracias

 

Así se hablaba de este acontecimiento hace 40 años.

La imagen de María Auxiliadora de Triana, “la Sentaita”

(Extracto del libro “Siempre Salesianos Trianaescrito por Jesús Luengo Mena)

A pleno pulmón podemos lanzar el grito: María Auxiliadora en Triana. Ya está en el colegio la bellísima estatua de María Auxiliadora sedente. No nos importe la accidentalidad de la estatua representando a la Santísima Virgen Auxiliadora: para nosotros, sus hijos, ha de ser siempre la misma Madre buena que a veces nos espera, unas de pie y otras sentada para darnos el abrazo de Madre, el perdón de Reina indulgente... Ya está la Señora dominando con su cetro de luz todas nuestras actividades en pro de esta juventud trianera; ya tienen estas escuelas la Madre de Misericordia que abre sus brazos y acaricia en su regazo a tantos niños que, huérfanos no tienen la dicha de verse acariciados por sus madres terrenas” (del Boletín María Auxiliadora en Triana año 1 n°3).

Con estas palabras de Francisco Gamarro se cerraba un capítulo importante en la historia de la casa que había comenzado años atrás.

Conforme avanzaba la construcción de la iglesia, se iba madurando la idea sobre la imagen que la había de presidir. Visitando las obras Manuel Rios Sarmiento, que presidía la Junta Pro-Escuelas de San Pedro, se ofreció a costear la imagen de la Virgen. Informando el conde de Bustillo, dio su conformidad, añadiendo en tono jocoso: “Claro está que es más vistoso costear el sagrario o la imagen de María Auxiliadora que pagar ladrillos”. Humor que no le faltaba a don Pedro, que pagaba todos los ladrillos que hiciesen falta.

Enseguida, se pusieron manos a la obra. Tanto el director, Luis Hernández Casado, como Antonio Gómez Millán, pensaron en el aspecto que la imagen debía tener, de manera que uniese a la unción religiosa un toque especial de sevillanía. Imágenes marianas populares en la ciudad había muchas, pero se fijaron en la Virgen de la Antigua, de la catedral sevillana, y cómo no, en la imagen de la Virgen de los Reyes. Este modelo les pareció el más adecuado, teniendo presente las imágenes de María Auxiliadora sedente ya existentes, como son las que figura en el altar de San Juan Bosco de la basílica de Turín y también, fijándose en la que preside la cúpula de la misma basílica. Consultado el inspector, Florencio Sánchez, que era hombre de temperamento artístico, decidieron encargar la imagen a Enrique Orce Mármol, famoso pintor y escultor que además era vecino del colegio.

Decidido el modelo iconográfico de una María Auxiliadora sedente visitaron al donante y se complementaron los detalles del precio que el escultor fijo inicialmente en 14.000 pesetas. Sería una imagen sentada, sujetando al Niño de pie sobre su pierna izquierda y portando el cetro en su mano derecha.

Recién sustituido en la dirección Luis Hernández por Francisco Gamarro Cabrera, el veinticuatro de enero de 1944 se procedió por el imaginero a la entrega de la imagen. La crónica de ese día nos lo narra así: “Se hace entrega por parte del artista Sr. Orce de la imagen de María Auxiliadora; el Sr. director va al taller del Sr. Orce y firma el recibo en presencia de don Manuel Cruz, capitán de infantería y de Don José Luis Pires, antiguo alumno y escultor”

El recibimiento en el colegio tendría lugar el treinta y uno de enero de 1944. Al mediodía, y con el patio engalanado para la ocasión, tuvo lugar la solemne entrega de la imagen de María Auxiliadora por parte de Manuel Ríos Sarmiento a la comunidad de Triana, en presencia del inspector Florencio Sánchez, de los condes de Bustillo y del arquitecto Gómez Millán entre otras personalidades.

Nota histórica sobre la llegada de la imagen al colegio (extraída del libro “Siempre Salesianos Triana”, escrito por Jesús Luengo Mena) y extracto del ABC de la fecha de la llegada de la imagen.

Noticia en el ABC – Febrero de 1944