Monumento al marinero Rodrigo de Triana

Rodrigo de Triana (2)
En la esquina de la Calle Génova con Pagés del Corro hay un pequeño jardín con naranjos y setos bajos.

En el centro del mismo se levanta un humilde monumento dedicado a Rodrigo de Triana.

Posiblemente entre los españoles, casi todos tenemos conocimiento de quién fue este personaje. Para los que no lo conozcan vamos a resumir su hazaña.

Allá por el 3 de Agosto de 1492, Cristóbal Colón, quien navegaba en la nao Santa María acompañado por las carabelas Pinta y Niña, puso rumbo al Atlántico en busca de una nueva ruta comercial con las Indias Orientales.

Tras más de setenta días en mar abierta y sin ningún atisbo de encontrar tierra, un vigía de nombre Rodrigo de Triana, divisó por primera vez la costa y la dio a conocer al grito de ¡Tierra, Tierra!.

Así lo dice el Almirante en su diario:
“… Y porque la carabela Pinta era más velera e iba delante del Almirante, halló tierra y hizo las señas que el Almirante había mandado. Esta tierra vido primero un marinero que se decía Rodrigo de Triana…”.

Rodrigo divisó una pequeña isla del archipiélago de las Lucayas (Islas Bahamas), conocida por los indígenas como Guanahani, y Colón la rebautizó como San Salvador.
En relación al monumento en sí:
Este monumento se erigió en 1973 (está fechado) y es obra del escultor José Lemus.
Su costo: Una peseta, precio simbólico de un generoso artista afincado en el barrio y amigo de Aurelio Murillo que se empeñó en que la figura de Rodrigo siguiera al aire de Triana después de la desaparición de la anterior estatua situada en Chapina.
  Ángel Vela Nieto.

Fuente: Sevilla Daily Photo




Sé el primero en comentar

Dejar una contestacion