Niculoso Pisano

Niculoso Pisano, el ceramista afincado en Triana, que revolucionó el arte de la cerámica.

En el siglo XV al calor de la prosperidad de la ciudad de Sevilla y donde estaban instalados la mayor parte de los alfareros, llegan determinados ceramistas extranjeros, italianos y flamencos que enseñarán a los artesanos locales a utilizar los métodos decorativos usados en sus respectivos países, que unidos a la técnica y las costumbres de la cerámica autóctona darán origen a la cerámica sevillana y principalmente en Triana.




En el siglo XV la cerámica sevillana se producía especialmente en el barrio de Triana, donde estaban instalados la mayor parte de los artesanos o alfareros como Frans Andries y el italiano Niculoso Pisano. La estatua es del siglo 19 se encuentra en Florencia. La cerámica se puede ver en el Museo de Sevilla lo hizo sobre el 1504. Pudo trasladarse a Sevilla sobre 1590 y consta que vivía en una casa en el barrio de Triana, en donde en aquella época, había talleres de alfarería.

 

 

Con una calle a su nombre en el barrio de Triana. Llegó a Sevilla a finales del siglo XVI. Introdujo la nueva técnica de los esmaltes pintados sobre cubierta, haciendo cuadros sobre azulejos esmaltados; destacando entre sus obras el altar de Isabel la Católica en los Reales alcázares de Sevilla. Además introdujo otras técnicas como llevar el dibujo hecho como una línea en relieve y zonas rehundidas con esmaltes de colores.

 

Niculoso Pisano

 

En los siglos XVII y XVIII la cerámica esmaltada sevillana estuvo influenciada por la cerámica de Talavera (Toledo) y Alcora (Castellón) las de los ceramistas fueron las de caza de carácter popular. Grandes lebrillos típicos del siglo XIX y que siguieron ha-ciéndose hasta los principios del siglo XX.




 

Artículo extraído del libro Cerámica en Sevilla y Museo del autor Juan González Murcia.