Ocurrió en la plaza mayor de Triana

Triana, 1839

Ocurrió en la que era “plaza mayor de Triana” un caluroso día de 1839.

(Entonces el Altozano no tenía aspecto de carretera como ahora…).

El Altozano siempre fue el foro donde el vecindario juntaba su estado de ánimo. No faltó la tabernilla ni el sol grato del invierno ni las eternas y veraniegas tardes con el río como ventilador y espectáculo. Pues una de aquellas tardes plácidas se rompió con el estruendo de una pelea multitudinaria con la que trataron de acabar los cuatro guardias de retén del antiguo Castillo; unos se resistieron y otros salieron despavoridos. Y como la cosa seguía bastante seria fueron, al fin, todos a la cárcel.

Pero no paró ahí el feo asunto: la autoridad militar los sometió a un consejo de guerra con dos condenados a muerte, los llamados Manuel García “El Maestrillo” y Joaquín Rey. La Audiencia medió ante tan exageradas condenas por ser del fuero común los sentenciados y, no sin problemas, se consiguió llevar el asunto a la normalidad.

Estos no harían más del Altozano sitio para desahogo a tortazos.

Ángel Vela Nieto




Sé el primero en comentar

Dejar una contestacion