¿Puedo trabajar por cuenta ajena y propia a la vez?

¿ PUEDO TRABAJAR..Dice Paulo Coelho que la fuerza del hombre reside en el poder de sus decisiones, sin embargo hay momentos en los que somos esclavos de las circunstancias. Y es que, en momentos donde el trabajo y la economía brilla por su ausencia, donde hay unos pagos que equilibrar y una familia que alimentar, no cabe otra solución que esforzarse el doble.

Puede ocurrir que estemos trabajando por cuenta propia y sin esperarlo nos propongan una oferta por cuenta ajena, ¿qué hacer en esa tesitura?, ¿qué trabajo escoger?, ¿puedo compaginarlos y realizar los dos a la vez?

Antes de responder a éstas preguntas, deben saber en qué consiste trabajar por cuenta ajena y trabajar por cuenta propia, por si quedase alguna duda.

              –Trabajan por cuenta ajena, en palabras del Instituto Nacional de Estadística , aquellas personas que durante la semana de referencia hayan trabajado, incluso de forma esporádica u ocasional, al menos una hora a cambio de un sueldo, salario u otra forma de retribución conexa, en metálico o en especie. Es decir, lo que viene a ser trabajar para una empresa con un contrato laboral que los una.

              –Trabajar por cuenta propia, consiste en desarrollar una actividad laboral y económica sin depender de un empresario. Uno mismo actúa como tal, aportando capital y/o la propia fuerza de trabajo. Se lleva a cabo, por ejemplo, cuando se abre un negocio propio (un bazar, una carnicería, una peluquería, una tienda…) donde desarrollamos nuestro trabajo habitual. En pocas palabras y a nivel general, ser autónomo.

Por lo tanto, ¿se puede trabajar en ambos conceptos a la vez? La respuesta es SÍ.

Si llegamos a tal punto, estaremos en una situación de pluriactividad , la cual es aquella donde el trabajador por cuenta propia y/o ajena realiza actividades que dan lugar a su alta obligatoria en dos o más Regímenes distintos del Sistema de la Seguridad Social, como por ejemplo en el Régimen General de la Seguridad Social y el Régimen Especial de Trabajadores Autónomos.

Solo podemos encontrar ciertas incompatibilidades a la hora de compaginarlos, como por ejemplo los citado en el artículo 21 del Estatuto de los Trabajadores, es decir, en los casos de haber firmado con el empresario un pacto de permanencia en la empresa, de plena dedicación o cuando se presuponga que el trabajo que realizamos por cuenta propia puede perjudicar en el mercado a la empresa por la cual trabajamos por cuenta ajena (competencia desleal).

Una variante interesante que nos proporcionará más recursos económicos, pero que sin duda obligará a hacer un gran esfuerzo personal.

Para alguna duda, contacten de manera gratuita en http://juanmanuelmaldonadoleon.wordpress.com/2014/09/06/consulte/

Juan Manuel Maldonado León

Sé el primero en comentar

Dejar una contestacion