Se empieza a pensar en el Mercado de Triana

 

Cerámica_Altozano_escena_mercado (2)

Pequeña dosis histórica para conocer mejor a Triana…

Hasta el año 1821, y desde la forzosa despedida de los inquisidores, el Castillo había servido de almacén municipal, salvo el uso militar que le dieron los franceses durante la ocupación. El regidor Pedro García propone lo siguiente: «Siendo poco cómodo el sitio que llaman el Altozano para plaza pública donde se venden artículos alimenticios, conviene establecer un mercado público en el antiguo edificio que ocupó la Inquisición donde podían colocarse cajones para venta de comestibles al estilo de la plaza de la Encarnación, abriendo paso a la calle Castilla…».

Era el germen de la popular plaza de abastos de Triana que se inauguraría dos años después.

Ángel Vela Nieto

 

Sé el primero en comentar

Dejar una contestacion