Todo comienza en Triana…

Triana…

Voy a pedirle a los cielos

Que le digan a los soles

Que pongan en tus pestañas

Un rimel con sus fulgores,

Porque en los ojos hermosos

Del Barrio de mis amores

Se guarda todo el frescor

De jóvenes y mayores

Que hicieron posible un día

Paisajes de resplandores.

Todo comienza en Triana

Con la luz de unos faroles

Que en la aceras del Puente

Son mañana, tarde y noche,

Guardianes de crecidas

 

Y de ensueños, soñadores;

Y es que en Triana se sueñan

Mil cantos de trovadores

Cuando se pasea el agua

Con el beso de sus hombres.

Y todavía dice alguno

Que no es de los mejores,

Cuando este Barrio, que es único

Entre los barrios del orbe,

Mira con altanería

Hacia la ciudad más noble,

Y le dice que no envidia

Ni su gracia ni su porte

Porque él Gracias a Dios

Tiene Arte, Duende y Corte.

 

Santiago Martín Moreno

Sé el primero en comentar

Dejar una contestacion