Triana, cuna de artistas: Niño Segundo

Un niño de la calle Procurador, nacido en la casa que hace esquina con Alfarería donde estuvo la taberna de su padre. El hijo de Segundo creció impregnándose del sonoro ambiente de aquel local de parroquianos fieles al vino “tapado” con un buen cante. Su tiempo tenía tres vías, el colegio, la taberna y el campillo inmediato, paraíso de los juegos infantiles de la grey de aquella zona. Un día, el peligro de las “guerreas” a pedradas, “deporte” muy practicado por los niños de entonces, se hizo cicatriz para siempre en uno de sus ojos. Y el tiempo del campillo se acortó para quedar añadido a lo que comenzó a ser una pasión, su juego de los juegos: el cante. 

Por su magnífica voz y su precoz conocimiento de los estilos que gustaban en la época de los Valderrama, Marchena, Porrina, El Pinto y de, también como ejemplo, su paisano de barrio El Cojo de Huelva (porque este cantaor no era de Huelva, sino de Triana), era ya una atracción en el barrio, porque tampoco desdeñaba los palos más hondos para cuando era necesario. El gran Antonio lo fichó para su cuadro y en un cine de verano de su barrio lo vieron cantando fandangos en una película de Juanita Reina. Pero, amante de la aventura, abandonó lo seguro para enfrentarse al que sería el último capítulo de la historia de su vida. Atravesó el océano y repisó tierras que ya había conocido con el mentado Antonio el bailarín y con otros artífices del baile, afincándose en Los Ángeles para hacer su casa en una sala de fiestas llamada El Cid. Grabó discos, se casó, tuvo un hijo y fue feliz.

Pero el destino, disfrazado de Belcebú, merodeaba por sus apretadas noches buscando el momento del asalto y raptarlo para siempre. Una rápida enfermedad acabó con su vida un día de abril de 1969 a los 32 años. Niño Segundo fue un extraordinario cantaor que merece mejor espacio que el que le han reservado los flamencólogos. Nosotros lo recordamos ampliamente en el libro citado al principio.

 


Ángel Vela Nieto  de “Triana, la otra orilla del flamenco (1931-1970)”

(Foto: Niño Segundo en el centro; a su izquierda el gran tocaor Sabicas).

Sé el primero en comentar

Dejar una contestacion