Triana no es cualquier cosa

Triana no es cualquier cosa
Traemos aquí este bonito artículo sobre Triana del Correo dentro de la serie ‘¡MIRA QUÉ BARRIO!’ : Triana no es cualquier cosa.

Un barrio que es el hogar de la cerámica y del compás al son de unos nudillos en una barra. Por tener tiene hasta una alcaldesa de Valladolid.

Triana en uno de esos lugares del mundo que cualquier persona debería visitar aunque solo fuera una vez en la vida. Cuna del arte, guardesa de las tradiciones y hogar de tantísimas personas que han sabido mantener la esencia de los viejos corrales de vecinos y el arte nacido en las entrañas de sus tabernas. Triana es punto y aparte, genio y figura de la sevillanía. Eso se nota en las calles de su Casco Antiguo, en las que se detiene esta semana ¡Mira qué barrio! para contarles cómo se vive en ellas el paso de la vida. Del Altozano a San Jacinto, de Castilla hasta Pagés del Corro. Betis, Pureza o Callao.

Triana es un hogar nacido de cinco barrios, es el balcón más hermoso de Sevilla, es el arte a raudales por cada esquina. El hogar de una fe que alumbra la Estrella, se mantiene viva en la Esperanza y se acuna en los brazos de la abuela Santa Ana. El templo de los templos. Porque Triana por tener tiene hasta una catedral que es dogma de la vida de sus gentes. Y tiene un mercado lleno de historia que ha sabido adaptarse a los nuevos tiempos, combinando tradición e innovación. Y es tierra de la cerámica, en la que los talleres y las tiendas mantienen en auge un arte nacido de la valentía de sus primeros alfareros, que hoy sigue siendo uno de los mejores escaparates del barrio.

Así, con este horizonte de sueños en el alma, navegamos por el Guadalquivir para cruzar un puente de barcas de la nostalgia que nos llevó al corazón de Sevilla. …

Leer el artículo 

 

Sé el primero en comentar

Dejar una contestacion