La reina Victoria Eugenia se lleva cerámica de Triana

Fábrica Manuel Corbato Triana 1908
Triana, 1908.

El 8 de febrero la reina Victoria Eugenia visita la fábrica de Manuel Corbato, yerno de la que fuera propietaria, la viuda de Gómez (después, Cerámica Santa Ana) adquiriendo varios objetos para el Palacio Real de Madrid. Mientras, su competidor, Ramos Rejano, presenta en su moderna fábrica de la calle San Jacinto, entre sus productos más relevantes, los azulejos de reflejo metálico. Una segunda -y última- edad de oro esperaba a la cerámica trianera.

Las urgencias urinarias en la vía pública se solventarán con la instalación de 67 mingitorios, todos del puente para allá. Los trianeros, ante esta súbita necesidad, tenían que “ir a Sevilla” si es que no querían entrar en los servicios, escasamente recomendables, de una taberna o correr para el excusado común de su patio. Pensarían los munícipes de la Plaza Nueva que aquí las aguas menores se evacuaban directamente en el río desde el puente o desde la orilla de Betis. Tiene vejiga la cosa…

Continuará

Ángel Vela Nieto

Sé el primero en comentar

Dejar una contestacion