Diego, el frutero más moderno de Triana.

Diego, comerciante de Triana, vital y trabajador, lleva en esto de la fruta toda la vida.

Desde el año 2000 gestiona y trabaja en su propio negocio, en su frutería en Sebastián Cabot. Y le gusta, le encanta la fruta y eso se nota.

En su tienda hay de todo y como él dice: “todo bueno”.

Nadie se explica cómo hay tanta variedad de todo en el mercado en general y en su tienda en particular.

Si pides tomates: “¿de cuáles los quieres?, de pera, de conil, de los palacios, para  gazpacho, para picadillo, de rama, de rama más grande, de rama más pequeños, cherry,…”

Lechugas, otro tanto; judías verdes – ah, ¿pero hay tantas clases?-. Y de patatas ya ni te cuento…

Las clientas muchas veces sólo dicen: “para todo, de las que tú me des”

Y es que Diego conoce a sus clientas y sabe cuáles les va gustar. Tiene arte para eso.

Y como él dice, “tiene la frutería más moderna de Triana“. En su afán de dar buen servicio a l@s client@s,  no sólo reparte a domicilio, toma encargos por teléfono y por e-mail, sino que hasta -si alguien lo solicita-, puede pagar con tarjeta en su frutería.

¿Alguien da más?

Diego es además un deportista de élite.

Es el campeón mundial de kick boxing (para los profanos, una especie de kárate o boxeo) y entrena a diario dos o tres veces, aunque las clientas no saben de dónde saca el tiempo porque siempre está en la frutería.

El deporte es su gran pasión (además del buen comer y de -por supuesto- las mujeres, de entre las cuales, la que más le gusta es su novia)

Como nuevo proyecto, está pensando en dar un cursillo de kick boxing.

Os mantendremos informad@s.

Diego, campeón del mundo