Diccionario trianero_11

Alfarería (continuación).-

Caserío.- Alfarería fue un completo muestrario (todavía se aprecia) de casas populares. Ha ella han existido corrales de vecinos junto a patios de vecindad de distintos conceptos de habitabilidad y épocas.

Merece la pena detenerse ante las casas señaladas con los números de gobierno: 3, 16, 17, 19, 49, 64, 85, 89, 90 y 119 amén de otras que el paseante debe curiosear. Especial referencia para la barreduela «la Cerca Hermosa», especie de adarve moruno que muestra una escueta inscripción en azulejos: «Esta hermosa cerca se hizo en 1825», está marcada con el número 32 y no será el único rastro del XIX que encontraremos en la calle, pues numerosas casas exhiben en su cancela fechas antiguas, por ejemplo: La número 3, 1874; la 17, 1876; la 19, 1888 (mismo año que en el número 87), etcétera. La cancela que muestra la fecha más antigua está en la casa 33: 1850.

Alfareria La Cerca Hermosa, construida por Don Joaquín Ruiz Díaz en la calle Barrionuevo (actual Alfarería) en Triana, foto5411
Corral de Triana. La Cerca Hermosa

Entre los corrales que desaparecieron se encuentran el de Pinea, casa premiada en los concursos de Cruces de Mayo; el corral del Túnel (o del Inglés), donde dos hermanos alfareros, Alfonso y Juan Asquith, secaban sus cacharros balo la ropa tendida de los vecinos; el legendario corral de los Corchos que contenía varios patios en los que también se accedía por Castilla; el corral de las Cancelas, el del Molino, el «69» que albergaba a 52 familias; la Casa de las butacas, antiguo 76; la Casa de los barquillos, por un vecino que hacía barquillos de canela y que ocupaba el número 79. Como muestra, aunque lamentable estado, quedó el corral Largo, interesante ejemplo de arquitectura popular como lo es la «Casa Grande», proyectada por el ilustre arquitecto José Espiáu (1913) para almacén de loza por encargo del torero «Algabeño»; el número 21, esquina a Covadonga, verdadera joya de arquitectura civil trianera realizada por Juan Talavera y Heredia en 1927; el 43 diseñada por Manuel Martínez Mas en 1913; el 45, obra de Pablo Gutiérrez Moreno de 1920; el 138, erigida por otro famoso artuitecto, Leopoldo Carreras en 1935 sobre el solar del corral de los Corchos. Todos estos edificios están catalogados por el profesor Villar Movellán y en ellos pueden contemplarse los distintos estilos imperantes en el primer tercio del siglo XX, en los que destacan como elementos decorativos los bellos paños de azulejos, como los que el maestro José Recio, de la fábrica Mensaque y Vera, dejó sobre la fachada del citado número 43 (antiguo 33); o los que componen la gráfica sinfonía de la «exposición permanente» de Montalván.

Corral de Triana. Alfarería, 69
Corral de Triana.  Alfarería, 69

Digamos para cerrar este capítulo, que sobre el tramo final de la calle, cercano al Patrocinio, existió un núcleo suburbial que desapareció sobre 1930.

(Continuará)

Ángel Vela Nieto

Sé el primero en comentar

Dejar una contestacion