Origen del nombre del Tardón.

TARDON¿Conoces el origen del nombre del Tardón?

No existe ninguna reseña que nos indique su procedencia. Existe una leyenda una leyenda urbana que le achaca el nombre a la tardanza en su construcción. Nada más lejos de la verdad, pues ese nombre ya aparece en planos del siglo XIX, refiriéndose a este paraje.

En un intento por averiguar su origen, recurrí en primer lugar a consultar el libro, “Las calles de Sevilla” de Santiago Montoto. Y mi sorpresa fue grande al comprobar que en la entrada del Tardón, aparecía” véase Espronceda.

Espronceda: Una barreduela insignificante que dedicó el Ayuntamiento en 1868, al genial poeta. Antes se llamaba Plaza del Tardón por tener en ella una casa apeadero los frailes basilianos.

Lógicamente no aparecía la barriada del Tardón, pues este libro se publicó en 1940, anterior a la construcción de la misma.

magen de la Barriada de San Gonzalo (El Tardon) a finales de los 50 0 primeros 60.

Busqué en el Diccionario histórico de las calles de Sevilla, en el cual, refiriéndose a la barriada del Tardón dice: El nombre debe de atribuirse al hecho de que este paraje era conocido por el Tardón, como lo atestiguan distintos planos de la ciudad del siglo XIX, por Tardón era conocido el fielato situado al final de la calle San Jacinto, en confluencia con la actual calle Justino Matute, pudiendo este recibir el nombre del paraje, allí estuvieron los monjes basilianos hasta trasladarse intramuros.

Lógico es pensar que estos frailes cuando se marchan intramuros su destino sea lo que posteriormente se denominó Plaza del Tardón. Y otra coincidencia es, que en dos lugares donde han habitado los monjes basilianos se denominen el Tardón. Lo cual me llevó a investigar a esta orden religiosa.

En 1585 se crea en España esta congregación por la unión de tres eremitorios: Los Yermos del Tardón, las celdas de Nuestra Señora y San Cósme y San Damián.

Monasterio del Tardón: Mateo de la Fuente se marchó a Sierra Morena (Hornachuelo) donde con Diego Vidal, criado del Beato de Avila y otros compañeros, fundó una agrupación de celdas, que más tarde se convertirían en el famoso monasterio del Tardón, bajo la orientación espiritual del Obispo de Córdoba D. Cristóbal de Rojas y Sandoval.

Grabado de un monje basilio
Grabado de un monje basilio

El Padre Francisco Aguilar de Loaisa crea en Valladolid su primera fundación monasterial, de San Basilio. Fue la figura prestigiosa del Padre Bernardo de la Cruz quién asentara en la provincia de Jaén el movimiento monástico basiliano.

En 1577, el Papa Gregorio XIII por medio de la Bula «Cegit Muneris» decreta que se unan los tres monasterios, pero no es hasta 1585 que se produce esta unión. Pero en 1603 la Orden proveniente del Tardón se separa, formando congregación independiente, pues lo monjes del Tardón buscaban la perfección evangélica en la vida de contemplación y de trabajo manual, podemos decir que los monjes del Tardón eran de carácter reformador, y estaban repartidos por diferentes puntos de Sierra Morena, en las provincias de Sevilla, Córdoba y Jaén, y la rama no reformadora compuesta por el resto de las casas, se repartieron por Valladolid, Córdoba y Jaén.

En 1593 se establece el Monasterio basilio en Sevilla, con la intervención del Padre Bernardo de la Cruz y otros cuatro monjes provenientes de la casa del Tardón, cuando era provincial de la Orden el Padre Baltasar Ramírez de San Idelfonso, la fundación fue patrocinada por Nicolás Triarchi, rico comerciante sevillano, de origen chipriota, quién debido a su devoción a San Basilio, sufragó todos los gastos, adjudicando su casa, sita en la collación de Omnium Sanctórum, para que fundaran en ella el colegio de la Orden.

Este templo cobijó algunas obras de arte de destacado interés, como las pinturas que integraban el retablo mayor, obra de Francisco Herrera «el Viejo», hoy dispersas y entre las más destacadas, el lienzo central de “la visión de San Basilio”, expuesto en el museo de Bellas Artes de Sevilla.

La Visisón de San Basilio (Museo de Bellas Artes, Sevilla)

Esta Orden llegó a alcanzar gran número de religiosos. Así en 1747 los monjes de este colegio eran 62, y según el archivo del Obispado entre 1600 y 1829 profesaron un total de 410 monjes.

Una vez desaparecido el monasterio por la Desamortización, el edificio, situado en la actual Relator, se dedicó a varios usos, como casa de vecindad, fábrica de harina y almacén de maderas.

Hay que señalar que este establecimiento monacal mantuvo una estrecha relación con la religiosidad popular sevillana, ya que fue sede de algunas cofradías penitenciales, como las de la Cena y la Esperanza Macarena, durante una etapa de su historia.

Expuesto todo lo cual, no es descabellado decir que el nombre del Tardón proviene de los monjes basilianos, ya que dos de los lugares donde han existido casas de esta Orden han llevado el nombre de Tardón, origen de esta Orden.

el tardon

 

Ángel Bautista Guerrero


Obras consultadas:

  • Las Ordenes monacales en Sevilla (de Salvador Hernández González)
  • Boletín del Instituto de estudio Giennense.
  • Las calles de Sevilla( de Santiago Montoto)
  • Diccionario Histórico de las calles de Sevilla( dirigido por Antonio Collante de Teran.

Sé el primero en comentar

Dejar una contestacion