Plantando lechugas

LechugasContinuamos con nuestro huerto urbano trianero. Vamos a plantar lechugas.

Como siempre, cualquier recipiente nos puede servir de maceta y no requiere que sean de gran tamaño, aunque sí debe ser mayor de 20 cm.

Nosotros hemos comprado las plantitas de unos 8 cm en el vivero. Algunas las hemos sembrado en la jardinera y otras en  en vasitos de yogur para luego trasplantarlas a otros recipientes más grandes cuando estén más crecidas y así tener lechugas creciendo a distinto ritmo para no tener que comérnoslas todas de golpe.IMG_0226

Las lechugas no tienen muchas exigencias ni requieren muchos cuidados, no son plantas que necesiten que estemos muy encima, lo único que debemos cuidar es que no le falte agua. Crecen rápido, en poco tiempo estaremos comiendo algo que hemos plantado nosotros mismos.  Como aquí no hace mucho frío no hay que temer que se nos hielen.

Como cualquier otra verdura de hoja, lo mejor para su crecimiento es plantarla en una tierra rica en materia orgánica, pero se desarrolla sin inconvenientes en sustratos de menor calidad.

Para evitar excesos, regaremos cuando veamos seca la superficie de la tierra; lo mejor son riegos cortos y frecuentes.

Como regla general, regar a diario durante la primera semana de plantación y luego 3 veces por semana.

En algunas semanas ya podremos estar tomando una rica ensalada con lechugas de nuestro propio huerto urbano.

¿Te animas?

Envíanos las fotos de tu huerto urbano trianero a blog.triana@gmail.com

Sé el primero en comentar

Dejar una contestacion