Que toquen a muerto

Grabado norler, Triana, Sevilla

QUE TOQUEN A MUERTO

Que no es mentira, que es verdad,

que acabo la risa, el beso y la cintura,

los pechos de agua, los versos y la humedad,

en perfiles de labios con dunas de pleitesía.

Que se duerma Triana después de llorar,

que se sequen los rojos geranios

antes que amanezca el día,

que no lo pudo evitar, y por el puente se le fue,

lo que más quería.

Que se fue la niña-mujer

y la mujer-mariposa,

que se deshojen todas las rosas,

y en cristal de su espejo se borren,

los versos que le escribía.

Que en el puente se apaguen la luces,

que sus ojos lloren,

que el río detenga sus ondas,

que el silencio duela en los oídos,

y el duelo hiele voz, en sus dos orillas.

Que toquen a muerto en la catedral,

que ya no es hombre sino cadáver,

que el cardenal silencie la salve,

que ya no es hora de rezar, que las palabras se hicieron sangre,

y la sangre… alfileres en su alma herida.

¡Que toquen a muerto…que toquen a muerto!

Que la quiso más que a su vida,

que en la apuesta perdió la partida,

y solo le queda ya, memoria mojada en vinagre,

 y todas…las lágrimas que él tenía.

Antonio Casas Rivera.


Grabado NORBERTO LEÓN

Sé el primero en comentar

Dejar una contestacion