Santa Isabel de Hungría curando a los tiñosos,  Hospital de la Caridad de Sevilla

Santa Isabel de Hungría curando a los tiñosos. Murillo
“Santa Isabel de Hungría curando a los tiñosos” Un Murillo en el Hospital de la Caridad de Sevilla

Por Carlos Valera

Ya se cumplen cuatrocientos años de su nacimiento, Sevilla dedica todo 2018 a homenajear a nuestro famoso pintor del barroco español, uno de nuestros vecinos más ilustres. Para ello, la ciudad que sirvió de inspiración al artista para crear su poderosa producción pictórica, ha puesto en marcha una completa programación de actividades que incluye exposiciones, conciertos, sesiones divulgativas, conferencias y congresos para conocer mejor la obra y vida del maestro

Uno de los itinerarios más completos sobre el pintor es… Tras los pasos de Murillo, que recorre algunos de lugares más emblemáticos de la Sevilla del siglo XVII siguiendo la huella del artista.

La ruta pasa por 21 edificios que frecuentó, o para los que realizó algunas de sus obras más relevantes, y en ella se pueden contemplar más de 50 pinturas originales y unas 80 reproducciones. Recorremos algunos de los lugares más interesantes.

El punto de partida es la Casa Museo Murillo (Santa Teresa, 8), penúltima vivienda del artista, que cuenta con una sala de proyecciones y un espacio infantil en donde se organizan talleres, cursos y conciertos con especial atención a la presencia de los niños.

La majestuosa Catedral gótica es el edificio más emblemático en la Sevilla de Murillo, para el que el artista realizó algunas de sus mejores pinturas, la mayor parte de las cuales se conservan en sus lugares originales. En ella se podrá contemplar la exposición La mirada de la santidad, compuesta por 16 obras (entre ellas, San Fernando, La Virgen entregando el Rosario a Santo Domingo o La Beata Dorotea) y 40 documentos originales de su época, como las actas de bautismo, matrimonio y defunción del pintor

Sevilla es el marco único e irrepetible de nuestro gran maestro del barroco, Bartolomé esteban Murillo.

El aire se tiñe de azul,

En las veletas del cielo,

Y un lienzo hecho virgen

Es Asunta a los cielos.

Eso lo hizo un pintor

Con manos de alfarero,

Que soñó siempre en Sevilla

Con lienzos en los templos.

Cien inmaculadas azules

Con el rubio de sus cabellos,

Tiñen de rosa la tarde

Del pintor de los talentos.

Y si vienes a esta tierra

Quédate un ratillo

Para que tus ojos vean

Lo que un día hizo Murillo

En este tiempo de gloria

Cerca del baratillo.

Sé el primero en comentar

Dejar una contestacion