La cerámica artística de Triana

Cerámica, Fábrica, Mensaque, cerámica artística,

La cerámica artística de Triana y la fábrica de D. José Mensaque y Vera.

La artesanía árabe de la cerámica artística y el azulejo, tuvo su culminación en Triana en inolvidables fábricas en las que la mecanización llevó al máximo la perfección de la obra cerámica y  los azulejos  policromos. Todas estas industrias que, apoyándose en viejas artesanías, comenzaron a caminar hacía 1.880, alcanzaron su mayor esplendor en 1.910 y años siguientes, época en que ya se realizaban los preparativos para la celebración de la Exposición Ibero-Americana de Sevilla.

Una de las fábricas que más se distinguieron por el acabado de sus labores fue la de D. José Mensaque y Vera, que extendiéndose sobre una superficie de 6.300 m/2 ocupaba los números 11 y 25 de las calles Justino Matute y Ruiseñor respectivamente. El despacho y la Sala-Exposición se encontraban a su vez en el núm. 75 de la calle San Jacinto. Esta industria en constantes estudios y ensayos había logrado fabricar azulejos con esmaltes de 72 tonos de color, incluso el negro, como también había conseguido el esmalte de reflejo metálico al oro, y otros muchos procedimientos para la fabricación de azulejos y alizares.

 

cerámica artística, Mensaque

 

El Sr. Mensaque y Vera había concurrido con sus productos a la Exposición Nacional de Valencia compitiendo con los de Manises, donde obtuvo el primer premio concedido a la cerámica y donde asimismo recibió numerosas felicitaciones por la extraordinaria calidad de sus piezas. En sus talleres se hacían azulejos de los más variados y originales dibujos que alcanzaban a más de 400 modelos distintos; se fabricaban los colores para el vidriado y se hacía el esmalte metálico. Se podían fabricar azulejos de estilo árabe, mudéjar y del Renacimiento, como también reproducir las obras de pintores inmortales con gran exactitud.

 

cerámica, Mensaque, escenas flamencas

 

Las cerámicas de Mensaque fueron bien pronto conocidas en distintos puntos de Europa y América. Entre otras recompensas obtenidas por este fabricante de azulejos recuerdo la de la Exposición de París de 1.889, la de Industrias Artísticas de Barcelona en 1.892. la de Chicago en 1.893, la de Málaga en 1.895 y la de Artes e Industrias de Barcelona en 1.896. Asimismo, el Sr. Mensaque era proveedor de la Real Casa de los Reyes de Portugal, de la Infanta Dª  Mª Luisa Fernanda y de los Condes de París.



Por la magnitud que fue adquiriendo la fábrica hubo de trasladarse a un nuevo solar al final de la calle Evangelista donde se construyó un notable edificio que daba frente a la citada calle para oficinas y Sala-Exposición ocupándose el resto del solar hasta la calle Trabajo con los hornos, almacenes, salas de pinturas y patio de carga y descarga. Todavía recuerdo aquella fábrica con sus hornos en medio del patio, el bullicio de la sala de las operarías donde se rellenaban de color los azulejos impresos y se pintaban a mano las olambrillas; la quietud y amabilidad de su sala de pintores y sobre todo su maravillosa exposición que cayó destrozada bajo la piqueta.

 

Allí trabajaron ceramistas famosos como D. Enrique Orce, J. Macias y otros dejando verdaderas muestras de arte, que son el orgullo de la cerámica artística trianera. La Entidad ya convertida en Mensaque Rodríguez y Cia. tuvo que abandonar hace poco su solar para dar paso al Progreso que se traduce en esas colmenas de viviendas que afean el viejo solar de Triana. Y allá se fue camino de Santiponce, cercana a la vieja ciudad romana de Itálica, buscando quizás su reencuentro con el pasado.

 

 

Manuel Macías Miguez

Sevilla, Junio de 1.981