Diccionario trianero_40 (Ariza- Aromo)

Diccionario trianero, publicado en parte durante los años finales de los ochenta en la revista “Triana”

Ariza Camacho, Antonio.-  don Antonio pasaba consulta en el dispensario antituberculoso de Triana, inaugurado en 1926 en la calle Procurador, dejando su labor una estela de agradecimiento y simpatía. Siendo concejal del ayuntamiento en tiempos de Primo de Rivera, redactó y costeó de su bolsillo una serie de placas de cerámica que fueron colocadas en los colegios públicos y cuya leyenda reclamaba su honda sensibilidad…

“Niños, no privéis de la libertad a los pájaros,

no los maltratéis y no destruyáis sus nidos.

Dios premia a los niños que protegen a los pájaros.

Y la ley prohíbe que se les cacen, se destruyan

sus nidos y se les quiten sus crías. (Ley 19 de 1896)”.

Azulejo

Este texto corresponde a la placa existente en la fachada del colegio Reina Victoria; en Castilla, 143 se conserva otra similar. Don Antonio Ariza, pese a sus manifiestas virtudes humanas -o quizás por ellas- fue una de las víctimas mortales de los tristes y turbulentos días del mes de julio de 1936, cuando cumplía sesenta años de edad.

Armando Jannone (plaza).- Formada modernamente por donde estuviera la antigua industria de este comerciante italiano afincado en la Cava de los gitanos.

jannone-foto-abc
Armando Jannone

Arnao de Flandes (calle).- Breve curso que en principio unió las paralelas de Juan de Pineda y Mosquera de Figueroa, en el Turruñuelo, y hacia la mediación de ambas calles. Recientemente se ha prolongado hasta conectar con el Núcleo santa María. Tuvo en su curso una destilería. Arnao de Flandes es el autor de numerosas vidrieras para la Catedral de Sevilla y muchas de ellas quedaron destrozadas por la explosión de los molinos de la pólvora de Triana en el año 1569.

Aromo, corral del.- Ocupaba el númnero 7 de Pagés del Corro. Como era corriente, debe su nombre a una especie de árbol de amarillas y olorosas flores que adornaba el patio

Continuará.

Ángel Vela Nieto







Sé el primero en comentar

Dejar una contestacion