La Casa de los Artesanos, una ocasión de futuro

El corral de los artesanos triana, covadonga 9, Sevilla

La actividad artesanal ha jugado un papel relevante dentro de la vida socio-económica y cultural de Triana a lo largo de los siglos, especialmente desde época islámica, viviendo un gran auge a raíz del descubrimiento de América.

La artesanía es un símbolo identitario del barrio. Es mucho más que la fabricación de un serie de productos; representa su cultura, un legado patrimonial transmitido de generación en generación, en definitiva, una manera de entender la vida.
En Triana existe una gran riqueza y variedad de oficios, con unas formas culturales específicas en cuanto a técnicas, materiales, herramientas, etcétera. Pero el devenir de las artesanías trianeras, al igual que en otros lugares, ha estado marcado por un proceso de transformación económica global, sufriendo una de sus mayores crisis a partir de las políticas de desarrollo industrial llevadas a cabo a partir de los años setenta. A esto hay que sumarle la competencia de los productos orientales, debido a su bajo coste.

En la actualidad muchos talleres han cerrado y algunos de los que se conservan se han visto obligados a mecanizar el oficio o a dedicarse exclusivamente a la venta, comprando gran parte de sus productos en talleres de otras provincias.

De todas las artesanías, la alfarería se ha erigido como la más importante y representativa del barrio. Hasta hace pocas décadas, en Triana había numerosos talleres alfareros y tejares. De estos últimos, hoy sólo se conserva uno: el Tejar de Joselito (actual Casa de Artesanos). Se trata de un antiguo tejar de la segunda mitad del siglo XIX. Aunque no es un corral propiamente dicho, a lo largo de los años, ha sufrido una serie de transformaciones que lo asemejan a un corral adarve. En la actualidad, el interior del inmueble está constituido por talleres artesanales, quedando la única vivienda en la parte de la fachada.

Este antiguo tejar posee un alto interés patrimonial destacando una serie de valores que agrupamos en dos categorías:

• Valor arquitectónico y arqueológico.
Como se ha indicado se trata del único tejar que aún queda en pie en Triana, Estas edificaciones, junto con los corrales y las casas de vecinos forman parte del paisaje urbano de Triana, de su arquitectura tradicional. También es interesante desde el punto de vista arqueológico, pues aún conserva tres hornos de leña, y hay testimonios orales de la existencia de “hornos medievales en el subsuelo”.

• Valor etnológico:
– Como tejar: no se trata simplemente de una edificación, el tejar de Joselito, como último superviviente de los numerosos tejares que había en Triana, representa unas formas concretas de habitar y trabajar, que nos hablan de la identidad de los diferentes colectivos que han sido parte de él.
– Como Casa de Artesanos: formado por artesanos de diferentes oficios, que desde hace casi cuatro décadas decidieron unirse. La Casa de Artesanos ha funcionado además como centro cultural en el que se han reunido artistas, personalidades del mundo del flamenco o escritores, entre otros. Estas reuniones eran conocidas como “La tertulia de los Artistas”. Desgraciadamente, esta vida cultural está en clara decadencia, pues de los 15 artesanos que llegó a tener este centro, hoy sólo quedan 4, debido a la situación de total abandono del inmueble por parte tanto del propietario, como de la administración.

 

Artistas en la Casa de los Artesanos

 

La artesanía trianera forma parte de nuestro Patrimonio Cultural, el cual es un recurso turístico capaz de generar empleo y riqueza. En este sentido, actuará como motor de desarrollo local, creando empleo y potenciando una parte del sector servicio ya existente (hoteles, restaurantes, bares, tiendas, etc.).

La Casa de Artesanos puede ser el complemento ideal al futuro Centro de Artesanía Triana. En aquel, el turista podrá ver in situ, a los artesanos realizando su actividad en el propio taller, se convertiría así en un “Museo Vivo”. Esto ayudará a que el visitante adquiera un mejor conocimiento y valoración de los diferentes oficios.

 

Ángel Bautista Guerrero

Eso era antes. Ahora…

 

Casa del artesano. #Triana. Antes, ahora.

 

 

 



 

 







Sé el primero en comentar

Dejar una contestacion